Llama Gratis en Estados Unidos: 1 (877) 985-2730 | Numero Internacional: 847-278-0763
Ocultar

Beneficios de la Endibia

La Creencia en la Endibia
Nombre botánico: Cichorium endivia

Beneficios Endibia

La endibia se describe con frecuencia como una verdura de hojas verdes que viene en variedades de hojas chinas o lisas, pero eso no es completamente verdad. Para ser precisos, la endibia es la de las hojas chinas, y la escarola es la de las hojas más grandes y lisas. La Endibia, nativa de Asia Menor y un miembro de la familia de las plantas Asteraceae (margaritas), es una prima cercana de la chicoria, la achicoria, y la endibia Belga (witloof). El Frisee es una variedad más pequeña con hojas finas y delgadas.

La endibia es un cultivo de climas frescos como la lechuga, con una textura crujiente y un sabor robusto. Las hojas internas son más dulces, pero las hojas externas más maduras añaden algo de fuerza a las papilas gustativas – de la buena manera. Lo podrá encontrar en mezclas lujosas de ensaladas verdes por sus hojas atractivas.

Resulta que la endibia también es nutritiva. En jugos, es mejor mezclar la endibia con otras verduras para un sabor más dulce; o al menos más neutral. En ensaladas, la endibia añade un sabor interesante, y también se puede cocinar para una consistencia suave-crujiente como la espinaca, o usar como envoltura para carne o pescado.

Mientras la mayoría de los Americanos pronuncian la palabra como “ehn-dive”, los refinados le dan el acento francés (correcto) llamándola “on-deev”. No importa. Es la misma verdura sabrosa de ensaladas – aunque algo pálida y exótica en apariencia – que puede agregar una elegancia nutritiva a casi cualquier comida.

La Endibia es una de las Verduras más recomendadas por el Dr. Mercola

Beneficios de Salud de la Endibia

Mientras se ha sugerido que media taza de endibias picadas es una porción sensata, tal vez dos tazas, que pesan justo 100 gramos (comparable a una taza de manzanas rebanadas) puede ser más realista. En esa porción de dos tazas hay un impresionante 43% del valor diario recomendado de vitamina A, así como 35 por ciento de folato y 21 por ciento de manganeso.

La vitamina A, junto con ß-carotenos, que se convierten en vitamina A en el cuerpo, hacen equipo para una doble dosis de beneficios para los ojos. La vitamina A se requiere para mantener piel y membranas mucosas saludables, y protege contra cáncer de la boca y de los pulmones.

La endibia también provee un asombroso 289 % del valor diario recomendado de vitamina K en una porción de dos tazas, la cual es importante para una coagulación de la sangre balanceada.

Otras vitaminas B en la endibia incluyen folato (la forma natural de esta vitamina - no la forma sintética llamada ácido fólico), tiamina (vitamina B1), niacina (vitamina B3), ácido pantoténico (vitamina B5), y piridoxina (vitamina B6). Todas estas trabajan juntas para asegurarse del buen metabolismo de grasas, proteínas y carbohidratos, pero estas vitaminas y las funciones que proveen solo pueden venir de una fuente externa – el cuerpo no las fábrica solo. Así que cuando escucha lo importante que es comer sus verduras, esta es una de las razones.

El contenido de manganeso en la endibia cumple una asombrosa cantidad de servicios vitales dentro del cuerpo. Asiste al cuerpo en la coagulación de la sangre al regular el azúcar en la sangre, metabolizando carbohidratos y absorbiendo calcio, también ayuda a formar tejidos, huesos y hormonas sexuales. También es importante para la función óptima de los nervios del cerebro, y es uno de los jugadores en el combate contra radicales libres como un componente de la enzima antioxidante superóxido dismutase.

Esta verdura tiene un número de efectos curativos que tocan virtualmente al cuerpo entero. Nutre los nervios ópticos para ayudar a evitar la degeneración macular, cataratas y glaucoma. Ayuda a promover la secreción de bilis, que ayuda al hígado y a la vesícula. Comer endibia impulsa a la sangre y tiene la capacidad de prevenir anemia. El alto contenido de fibra en la endibia ayuda a mantener al sistema funcionando bien. También es una excelente fuente de vitamina A que ayuda a combatir cáncer del recto y de la vesícula, y melanoma.

Se ha encontrado que el kaempferol en la endibia (también encontrado en otros crucíferos) inhibe de manera natural células cancerígenas en los ovarios. De hecho, cuando estas células se exponen a él, mueren. Pero el kaempferol también tiene la habilidad de detener al cáncer de producir venas que lo alimenten – matándolo de hambre, en esencia – un proceso llamado angiogenesis.

Información Nutricional de la Endibia

Tamaño de la porción: 3.5 onzas (100 gramos), crudo
  Cantidad Por
Porción
% Valor
Diario*
Calorías 17  
Calorías de grasa 2  
Grasa Total 0 g 1%
Grasa Saturada 0 g 0%
Grasa Trans    
Colesterol 0 mg 0%
Sodio 22 mg 1%
Carbohidrato Total 3 g 1%
Fibra Dietética 3 g 12%
Azúcar 0 g  
Proteína 1 g  
Vitamina A43% Vitamina C 11%
Calcio5% Hierro 5%

*Los Porcentajes de los Valores Diarios están basados en un a dieta de 2 000 calorías. Sus valores pueden ser mayores o menores según sus necesidades calóricas.

Estudios Realizados Sobre la Endibia

Kaempferol es un flavonoide que encontramos en muchas plantas comestibles, incluyendo la endibia. Estudios epidemiológicos han encontrado vínculos entre el cáncer y riesgos de enfermedades cardiovasculares con el consumo de alimentos ricos en kaempferoles como las endibias.

Numerosos estudios pre-clínicos indican que indican que el kaempferol confiere beneficios “antioxidantes, anti-inflamatorios, antimicrobiales, anti-cáncer, cardioprotectivos, neuroprotectivos, antidiabéticos, anti- osteoporóticos, estrogénicos/antiestrogénicos, anxiolíticos, analgésicos y antialergénicos”. 1

Aunque el estudio tomó lugar para explorar el valor para desarrollar terapias basada en una droga de kaempferol, es claro que éste fitoquímico contiene compuestos poderosos para combatir cáncer.

Recetas Saludables con Endibia:
Bacalao Silvestre con Salsa Mediterránea

Recetas Saludables con Endibia
Ingredientes:
1 (6 oz.) de bacalao silvestre o filete de salmón, sin piel 1 cebolla morada, en cubos 4 cucharadas de aceite de coco 2 dientes de ajo, picados
10 aceitunas negras sin semilla, picadas ½ tomate romano, en trozos 1 limón grande 1/3 cucharadita de polvo de cúrcuma
1 endibia Belga mediano Sal de Mar Pimienta negra fresca, molida

Procedimiento:

  1. Enjuague el pescado y colóquelo sobre un sartén. Vierta 1 cucharadita de aceite de coco sobre él, y sazone con una pisca de sal. Ase o ponga el pescado al vapor.
  2. Para la salsa, caliente el aceite de coco restante en un sartén a fuego medio durante 1 minuto, luego añada el ajo, cebollas, tomates, aceitunas, y la cúrcuma. Cocine durante 3-4 minutos a fuego lento, hasta que el ajo este ligeramente dorado. Exprima el jugo de limón y añádalo y sazone con sal y pimienta.
  3. Lave la endibia, córtela diagonalmente en tiras delgadas y colóquelas en un tazón grande. Añada una pizca de sal, jugo de limón y 1 cucharada de aceite de coco; revuelva.
  4. Para juntar el platillo, coloque el pescado sobre un plato, vierta la salsa sobre él y coloque las endibias encima para una sabrosa guarnición.

Datos Curiosos de la Endibia

Las endibias Belgas fueron “descubiertas” en 1830 por Jan Lammers de Bélgica, quien olvidó que había guardado raíces de chicoria en su sótano oscuro y cálido. Más tarde encontró que las raíces habían germinado, produciendo un “nuevo” tipo de verdura con hojas anchas, pálidas y sabrosas. Introducidas en París en 1872, la nueva verdura popular obtuvo el apodo de “oro blanco”.

Resumen

Un pariente de la chicoria, del rábano y la endibia Belga, la endibia es de la familia de las margaritas, nativa de Asia Menor. A veces se le llama escarole, la cual es una verdura de hojas verdes similar, pero con hojas más anchas y lisas.

La endibia tiene hojas distintivamente más chinas y un sabor distintivo, por lo cual se combina con frecuencia con otros vegetales para ensaladas. También se cocina y se usa en sopas, asados y platillos de curry.

Se pronuncia “on-deev”, y esta verdura está repleta de una larga lista de nutrientes, desde vitamina A hasta B-carotenos, la enzima antioxidante superóxido dismutase, manganeso, cobre y folato.

Para una ensalada deleitante, pruebe una combinación de endibia con miel, balsámico y vinagreta de frambuesa, manzanas Granny Smith rebanadas, nueces y queso azul.

Descubra más sobre los alimentos que no solo saben deliciosos, sino que también pueden ayudarlo a mejorar su salud.

Introduzca su dirección de correo electrónico para subscribirse GRATIS al boletín de salud natural del Dr. Mercola, el cual recibirá vía email diariamente. ¡También tendrá acceso gratis a más de 100,000 artículos en el sitio!



Usted puede darse de baja en cualquier momento, y le garantizamos la privacidad de su correo electrónico.




Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, a menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado. Si está embarazada, amamantando, tomando medicamentos, o tiene una condición médica, consulte a su médico antes de usar productos a basados en este contenido.

Si desea utilizar este articulo en su sitio, por favor haga clic aquí. Este contenido puede ser copiado en su totalidad, con los derechos de autor, contacto, creación e información intactos, sin autorización expresa, siempre y cuando sea utilizado solo por organizaciones sin fines de lucro. Si se desea para cualquier otro uso, es necesario un permiso por escrito del Dr. Mercola.

Tome Control de Su Cocina